¿Por qué una infusión después de comer es beneficiosa?

2

Muchos de nosotros hemos oído en algún momento de nuestras vidas que tomar una infusión después de comer es absolutamente aconsejable para preservar o mejorar nuestra salud. ¿Un tópico sin fundamento? En este artículo veremos que no.

Son universalmente conocidas las propiedades saludables de muchas infusiones. El té blanco para el corazón, la tila para los nervios, el té rojo para el hígado, el té verde para prevenir enfermedades graves como el cáncer… Pero, ¿qué beneficios puede reportar sobre nuestro organismo tomar una infusión tras una comida?

Principalmente se trata de una mejora en el proceso digestivo. El hecho de tomarse una infusión después de comer acelera este proceso y, por consiguiente, lo hace mucho más placentero y fácil de sobrellevar. Así pues, se acabaron esas pesadísimas e interminables digestiones que convertían las tardes y las noches en auténticas pesadillas. Las infusiones son un remedio natural –y sobradamente provechoso para nuestro metabolismo- para combatirlas. Son especialmente adecuadas aquellas infusiones que contienen teína o una sustancia estimulante similar -té blanco, té verde y, en especial, té negro-, ya que son las que más aligeran la digestión. No por ello hay que prescindir de las clásicas infusiones eminentemente digestivas como la manzanilla, la hierba luisa o la menta.

Otra enojosa molestia de la que nos podremos despedir –por lo menos de forma parcial- si nos tomamos una infusión después de comer, son los gases. Los gases son la reacción del organismo a la fermentación de los alimentos. Estos síntomas se pueden aniquilar o menguar mediante varias infusiones. Las más aptas para esta misión son el anís y la menta. También ayudan a evitar la pesadez y la hinchazón que van implícitamente asociadas a banquetes algo excesivos. La digestión será otra cosa gracias a las infusiones.

Por último, ¿cuántas veces nos hemos quedado con hambre –o con gula o apetito- después de comer? ¿Cuántas veces hemos seguido ingiriendo alimentos hasta lograr una saciedad que parecía prácticamente imposible? Con las infusiones esto puede cambiar. Y es que, aparte de las ventajas ya reseñadas, las infusiones pueden llevarnos a esta saciedad que antes intentábamos alcanzar con postres hipercalóricos. Ahora, en vez de postres hipercalóricos, podemos tomar una infusión y tendremos igualmente la sensación de estar llenos. Esto conllevará tres beneficios: menos riesgo de engordar y de contraer enfermedades por exceso de azúcares o calorías, mejor aprovechamiento de los nutrientes y una agradable sensación de ligereza.

Puedes adquirir infusiones en tu tienda de supermercado habitual o tienda de suplementos nutricionales.

Artículo facilitado por HSNstore.com





Loading Facebook Comments ...

2 comentarios para “¿Por qué una infusión después de comer es beneficiosa?”

  1. Juan says:

    Muy buen artículo. Es interesante como algunos de los alimentos que tenemos tan a nuestro alcance a diario nos ofrecen tal cantidad de beneficios. Muchas gracias por la información!

    Saludos

  2. Consejos acné says:

    Buenas Sólo quería decirte que algunas de las imágenes no se cargan correctamente .
    He probado en 2 navegadores diferentes y todos
    muestran los mismos resultados .

Dejar un comentario

Página 1 de 11